En la actualidad el uso de drones es cada vez más habitual y en el campo de la agricultura se están usando para mejorar cosechas, haciendo tareas de vigilancia y en otras aplicaciones.

Controlar el riego mediante drones

Al poder sobrevolar los cultivos de forma rápida y segura, los drones pueden realizar tareas de información muy precisas. Una de ellas es el estado de humedad en toda una finca, haciendo un uso del agua más sostenible. Al localizar las zonas más húmedas y más secas, el agricultor puede tomar las decisiones más correctas para su cultivo.

Fumigación selectiva

La fumigación selectiva es otra de las aplicaciones de los drones en la agricultura. Mediante sensores especiales en los drones, el agricultor puede conocer que parte de la plantación necesita pesticidas o plaguicidas. Todo esto se resume en un gran ahorro de estos productos.

Detectar plagas

Uno de los problemas con los que se encuentra el agricultor es el de las plagas o malas hiervas. Mediante la monitorización por medio de drones con cámaras especiales, los productores con cultivos extensos tienen una poderosa herramienta.

Monitorización del cultivo

La monitorización del campo de cultivo por medio de drones se hace en tiempo real y mucho más rápido que mediante el personal que revisa a diario las cosechas. De esta manera, la toma de decisiones es mucho más rápida y efectiva.

Acceso a zonas inaccesibles del terreno

Mediante los drones, se pueden supervisar e incuso fumigar zonas de una cosecha de difícil acceso, como puede ser zonas inundadas a las que no se puede acceder con un tractor en determinadas temporadas del año.

Vigilancia mediante drones

Por último, la video vigilancia es otra de las funciones que hacen del dron una herramienta muy beneficiosa en agricultura. Los robos en las cosechas están a la orden del día, por lo que contar con una herramienta que pueda sobrevolar los cultivos y vigilar grandes extensiones en poco tiempo es muy positivo.

A modo de resumen, el uso de los drones en la agricultura no hace más que crecer. Es una tecnología muy reciente a la que poco a poco se le van encontrando aplicaciones cada vez más interesantes.

En el caso de la agricultura, los drones son una herramienta que se impondrá y será imprescindible en un futuro próximo, si no estamos hablando ya del presente.